Actualizaciones sobre el teletrabajo en el sector público en Chile: ¿Qué ha cambiado?

En Chile, el teletrabajo ha sido una modalidad laboral que ha ido tomando cada vez más fuerza en los últimos años, especialmente en el sector privado. Sin embargo, con la llegada de la pandemia del COVID-19, el teletrabajo se ha convertido en una necesidad para muchas empresas y organizaciones, incluyendo al sector público. En este contexto, ha habido una serie de actualizaciones y cambios en la regulación del teletrabajo en el sector público chileno, que es importante conocer para entender cómo ha evolucionado esta modalidad laboral en el país. En este artículo, exploraremos las últimas novedades en cuanto a teletrabajo en el sector público en Chile y cómo han afectado a los trabajadores y a las organizaciones públicas en general.

Cómo es el teletrabajo en Chile

El teletrabajo en Chile ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, en 2019, el 21,4% de la población ocupada realizaba alguna forma de trabajo a distancia.

Este crecimiento se ha dado en gran medida gracias a la expansión de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y al aumento de la flexibilidad laboral que muchas empresas han implementado en los últimos años.

A pesar de esto, aún existen algunas barreras para la adopción masiva del teletrabajo en Chile. Una de ellas es la falta de infraestructura tecnológica adecuada en algunos hogares y empresas. Además, muchas empresas aún no han adoptado políticas claras en cuanto a la implementación del teletrabajo.

En cuanto a la regulación del teletrabajo en Chile, en 2020 se aprobó una ley que establece los derechos y deberes de los trabajadores y empleadores en el teletrabajo. Entre otras cosas, la ley establece que el teletrabajo debe realizarse de común acuerdo entre las partes y que el empleador debe proporcionar los medios y herramientas necesarias para su realización.

Qué dice la nueva ley del teletrabajo

La nueva ley del teletrabajo establece que el trabajo a distancia debe ser voluntario y reversible para el trabajador. Además, se establece que las empresas deben proporcionar los medios necesarios para llevar a cabo el trabajo desde casa.

La ley también establece que los trabajadores a distancia tienen los mismos derechos que los trabajadores presenciales, incluyendo el derecho a la formación y el derecho a la promoción.

Además, la ley establece que las empresas deben garantizar la seguridad y la protección de los datos de los trabajadores a distancia, y deben cumplir con las normas de seguridad establecidas por la ley.

La nueva ley del teletrabajo también establece que las empresas deben establecer horarios claros para los trabajadores a distancia, y deben garantizar que los trabajadores tengan un tiempo adecuado para descansar y desconectar.

En resumen, la nueva ley del teletrabajo tiene como objetivo garantizar un trabajo a distancia justo y equitativo para los trabajadores, al mismo tiempo que protege los intereses de las empresas.

Es importante tener en cuenta que el teletrabajo es una tendencia que se está expandiendo rápidamente en todo el mundo, y que cada vez son más las empresas que apuestan por el trabajo a distancia como una forma de aumentar la productividad y reducir los costos.

La nueva ley del teletrabajo es un paso importante en la dirección correcta, pero todavía hay mucho por hacer para garantizar que el trabajo a distancia sea una opción viable y justa para todas las personas.

Cuándo entra en vigor la nueva ley de teletrabajo

La nueva ley de teletrabajo fue aprobada por el Congreso de los Diputados en septiembre de 2020 y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 23 de septiembre de ese mismo año.

Desde su publicación en el BOE, la ley entrará en vigor a los 20 días hábiles, es decir, el próximo 13 de octubre de 2020.

La nueva ley busca regular y fomentar el teletrabajo, una modalidad laboral que se ha visto incrementada debido a la pandemia de COVID-19.

Entre los aspectos más importantes de la nueva ley se encuentran el derecho a la desconexión digital, la obligación del empresario a proporcionar los medios necesarios para teletrabajar y la igualdad de derechos y oportunidades para los trabajadores en la modalidad presencial y a distancia.

Es importante destacar que la nueva ley no obliga al teletrabajo, sino que regula esta modalidad laboral y establece una serie de derechos y obligaciones tanto para el trabajador como para el empresario.

Qué leyes regulan el teletrabajo en Chile

El teletrabajo es una modalidad laboral que ha tomado fuerza en los últimos años en Chile. Debido a esto, se han implementado leyes que regulan esta práctica.

La ley 21.220, publicada en febrero de 2020, establece el derecho a teletrabajar para quienes desempeñen labores que sean compatibles con esta modalidad. Además, esta ley establece la obligación de las empresas de proporcionar los medios necesarios para el teletrabajo y de respetar los derechos laborales de los trabajadores.

Por otro lado, el Código del Trabajo también regula el teletrabajo en Chile. Este establece que el teletrabajo debe ser acordado entre el trabajador y el empleador y que las condiciones laborales deben ser establecidas en un contrato de trabajo.

Es importante mencionar que tanto la ley 21.220 como el Código del Trabajo establecen que el teletrabajo no puede ser impuesto por el empleador y que el trabajador tiene derecho a volver a su lugar de trabajo presencial en cualquier momento.

Deja un comentario